Ir al contenido principal

Posicionándote dentro de la sociedad

http://mercadeoypublicidad.com/Secciones/img_articulos/19832_Exito_en_el_negocio_de_la_publicidad.jpg
Imagen tomada de http://mercadeoypublicidad.com/Home2.php
Como he dicho en otros artículos el posicionamiento es fundamental  no solo para las empresas y las marcas, sino para nosotros mismos; para poder encajar y desarrollarnos dentro de una sociedad tan competitiva como la nuestra. Demostrando atributos particulares que nos permita alcanzar las mejores alianzas en todos los niveles.
Cada persona tiene formas distintas de ver el      mundo y creencias singulares sobre el cómo satisfacer sus necesidades y alcanzar sus objetivos.  Lo primero es entender que aun cuando seamos “buenos en todo” no debemos enfocarnos en intentar hacerlo todo al mismo tiempo, por tanto, es importante identificar nuestra escala de fortalezas y reconocer en ella, cuales ítems de nuestro carácter, pensamientos y habilidad están en el top de esa lista. Además de esto debemos saber que expectativas existen en el entorno que nos rodea, respecto de nosotros mismos y de las necesidades de otros con quienes nos relacionamos.  ¿Cuáles son esos atributos que pueden hacernos atractivos: social, profesional y laboralmente?
Identificar lo que buscamos, ¿hacia donde se dirige esa búsqueda? Cuales son los aspectos diferenciales que poseemos y qué otros nos hacen análogos al grupo dentro del cual nos movemos. De ahí saldrán las coincidencias y las necesidades que eventualmente podríamos cubrir con nuestras capacidades.
Toda sociedad regularmente se desenvuelve dentro de creencias y búsquedas afines, de supervivencia, vestido, alimentación, vivienda; educación, recreación, creencias y expectativas. Alguna diferenciación, claro, vendría a ser el segmento de edad dentro del cual desarrollamos nuestra actividad, o aquel al que está enfocado nuestro emprendimiento o actividad habitual, ¿Que valores y principios los rigen y son coincidentes dentro de sus propias diferencias? ¿Cuáles son sus gustos particulares? Y que valor agregado es el que identifican dentro de ello: servicio, tecnología, calidad, afecto, liderazgo, esmero, emociones…Recordemos ver nuestra propia vida como una marca que requiere de valor agregado, y es de nuestros atributos destacados de donde provendrá una mayor posibilidad de éxito. Una vez que hayamos efectuado este análisis, y  tengamos claro, la perspectiva de nuestro entorno, nos adentraremos en su proceder conductual para saber como aproximarnos a ellos. Ya sea por la simple búsqueda de relaciones sociales o con el objeto de afianzar una propuesta de negocios, laboral o profesional. Las personas tienen costumbres e intereses habituales y otros que no lo son tanto ¿Cómo podemos encajar nosotros dentro de ello? Generando confianza, fidelidad y apoyo a nuestros objetivos.
Una vez que iniciamos a relacionarnos con otros empezaremos a notar que emergen similitudes, esa es la razón primigenia por la que desarrollamos empatía hacia nuestros semejantes; rasgos de personalidad coincidentes, similitud en gustos, pasatiempos, actividades y proyectos. De ahí resulta importante separar aquello que carece de utilidad para nuestra vida y metas, y que por el contrario, pudiera “estancar” la búsqueda que hemos emprendido. Es un hecho que no todo lo que hacemos resulta de provecho y algunos caprichos tendrán que ser dejados de lado. Ya experimentado ese impulso de posicionamiento dentro de nuestra comunidad, y una vez valorado el margen de riesgo; analizaremos que tan atrayente y objetivo resulta para nuestro proyecto, el grupo social dentro el cual nos relacionamos. ¿Cuales son los beneficios reales de pertenecer a el en términos del futuro que hemos ideado en nuestra cabeza? ¿Qué barreras y oportunidades pueden representar para nosotros y ellos mismos? ¿Que personas de ese grupo destacan por su competitividad, visión, coherencia y capacidad de transferir ideas a otros? ¿Cuales son sus atributos y fortalezas y de ellos, cuales son relevantes para lo que buscamos lograr? Así encontraremos nuestros potenciales aliados y el grado de asociación que tenemos con ellos, que tan suave o firme es esa relación, a su vez, que nuevas oportunidades pueden surgir de ella; que tanta credibilidad mutua existe y qué razones concretas fundamentan esa alianza. Y recuerda que las oportunidades están al alcance siempre que estés preparado a tomarlas y sepas posicionarte dentro de la sociedad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.