Ir al contenido principal

Mejorando Nuestro Dialogo Interno


¿Hablas contigo mismo? ¿Cada cuanto lo haces?

Hablar contigo mismo, no es otra cosa que escuchar esa voz interior que a veces te aconseja, cuestiona o apoya y que incluso llega a parecer otra persona.
Todo el tiempo estamos hablando con nosotros mismos, sobre lo que anhelamos, hacemos y buscamos. Y este dialogo incesante tiene un profundo efecto en nuestras vidas. Es contigo mismo con quien más hablas.
Casi la mitad del día mantenemos un fluido dialogo mental, compuesto por pensamientos y afirmaciones. La pregunta es ¿Qué tan positivas son?
Hablar contigo mismo está relacionado con tus metas, objetivos y logros; por ello es importante tener en consideración ese dialogo, haciendo de nuestra mente una verdadera aliada. Tan simple como pueda parecer, el dialogo interno juega un papel relevante en nuestra respuesta emocional ante el entorno. En la manera como planificamos nuestra vida y alcanzamos metas.
Esta comunicación subconsciente está presente cada vez que tomamos decisiones o decidimos no hacerlo, y su apoyo es crucial, podríamos afirmar que más que cualquier otro.
Cuando dejamos que esa voz interior tome total control, o por el contrario, cuando no la escuchamos en absoluto;  podemos vernos enfrentados a decisiones erróneas o inseguridades.
De ahí la importancia de mantener un dialogo fluido, en una relación equilibrada de objetividad y positivismo que facilite los procesos mentales que nos llevan a la consecución de objetivos.
La mejoría de esta relación contigo mismo es fundamental en el manejo de las emociones, y tener la mente como aliada te llevara a un estado ideal en la toma de decisiones; aportando tranquilidad y confianza en nuestras capacidades. No desfallecer, ser perseverante y continuar avanzando.
¿Sabes como piensas? ¿Conoces realmente la forma en que fluyen tus pensamientos? ¿Cuanta seguridad hay ellos?
Con solo hacer el ejercicio de ver las cosas de mejor manera, para empezar durante una semana, verás lo tremendamente positivo que puedes llegar a ser, y como fácilmente desdeñas las pequeñeces que obstaculizan tu camino.
Al interior de tu cabeza habita una persona que te puede ayudar a ser mejor, a tener éxito, a intentarlo de nuevo, a disfrutar lo que haces.
Empieza a forjar tus credenciales ilimitadas hacia las metas que sigues, fortalece tu carácter, toma decisiones y actúa; escúchate y sabrás que puedes lograrlo.
Mejora tus pensamientos, sé decidido, dejando atrás la costumbre y el hábito.
Repite cada día que puedes ser mejor, dedica tiempo a tu mente y escucha lo que ella tiene para decirte. Lee un buen libro para compensar a tu voz interior, ella te lo agradecerá, y de seguro te premiara por ello. Sé innovador,  rodéate de influencias positivas, moldea tus pensamientos, y construye una relación fluida con esa persona que habita en tu mente. 

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.