Ir al contenido principal

La pasión por el conocimiento y el aprendizaje continúo

Adquirir nuevas destrezas y ampliar nuestros conocimientos, debe ser una  tendencia continua, valorada y motivada todo el tiempo.
Aprender es hacerse fuerte, favorecerse a si mismo, ampliar los horizontes, y tomar la llave de las oportunidades. Por tanto, debemos automotivarnos en el conocimiento y al mismo tiempo motivar a otros. Cuando una persona tiene contacto con nuevos procesos, aplicaciones, materias y formas de hacer las cosas; su interés por aprender se fortalece, es un ejercicio que se torna en el más saludable de los hábitos.
Sentir pasión por el conocimiento es una virtud que nos hace crecer como personas; tornándonos motivados, persistentes, desafiantes y positivos. Nos conduce a entender el aprendizaje como una útil herramienta para la resolución de conflictos. Sin duda, los beneficios se hacen evidentes cada vez que aprendemos algo nuevo, ya sea social, laboral o académicamente.
El mundo es una amalgama de experiencias y para tomar el camino de estas, es conveniente haberse preparado, dado un vistazo previo de aquello a lo cual nos avocaremos.
El aprendizaje continuo desarrolla habilidades y potencia las que ya poseemos, nos nutre de información valiosa; incrementa nuestro interés por los demás y por nosotros mismos, matizando de nuevos colores la vida.
La pasión por el aprendizaje nos permite vivir en una realidad funcional a lo largo del tiempo, de algún modo, es algo intrínseco  en la naturaleza humana, ser maestro y aprendiz a lo largo de nuestras existencia, es un camino que Dios, ha legado para nosotros.
El conocimiento nos favorece de múltiples maneras, nos lleva a relacionarnos dentro de un contexto social saludable, sin temores; a transformar y mejorar el entorno. Debemos hacer énfasis en el proceso de aprender, ser proactivos con el conocimiento, buscarlo y procurarlo todo el tiempo. El resultado se hace evidente al persistir frente a nuevos retos. 
El conocimiento es una herramienta que dota de seguridad y confianza, al acertar habilidades e información que resultara útil en cualquier momento.
Las personas que aplican el hábito del conocimiento en sus vidas, quienes desarrollan un amplio conocimiento en diversas áreas y aplican esa experiencia en una variedad de temas. Encuentran en el aprendizaje una recompensa que les permite relacionarse de mejor manera con quienes les rodean, ser admirados y compartir sus experiencias. La pasión por aprender enriquece los puntos de vista, los valores, los sueños y expectativas de las personas.
La cotidianidad nos presenta un mundo de oportunidades, de preguntas y respuestas, que nos ayudan a desarrollarnos y a entender el valor del aprendizaje. Cada actividad por sencilla que parezca es una oportunidad de asimilar algo nuevo, de conocer el mundo y desenvolverse con soltura dentro de el. Conocer una rica receta, ir de compras, realizar una sencilla reparación casera; ver una película, visitar el zoológico, ir a un museo y muchas otras, son oportunidades de desarrollar destrezas, por supuesto, prepararse académicamente en una determinada área es algo fundamental para nuestro desarrollo.

Recordemos que estamos en el mundo para ser orientadores de otros, que es nuestra responsabilidad como especie, aportar lo mejor de cada uno y que, de la mano de la comunicación y el aprendizaje continuo formaremos una mejor sociedad.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.