Ir al contenido principal

Los recuerdos son el más valioso tesoro, que guardas en el cofre de tu mente.


http://3.bp.blogspot.com/-X5mp3IGS01I/Tn2EClUpvtI/AAAAAAAAOAM/5g7wl6wORyw/s320/Paisajes-de-Mar.jpg
Imagen tomada de: http://mil-paisajes.blogspot.com/2011/09/paisajes-del-mar.html (© del autor)
El vivir parece a veces tan etéreo y los momentos tan livianos, que solo nos queda, mirar con nostalgia el pasado de buenos recuerdos que van quedando archivados en la mente; en canciones, fotos y pensamientos. Y es precisamente esta condición lo que les otorga una cualidad de tesoros. Una fortuna invaluable que a lo lejos exhibe un remanso de lo que fue la vida, una riqueza que se vuelve sepia con el correr del tiempo, pero entre mas añeja, tan valiosa y apreciable como el mejor de los vinos.
Alegrías y tristeza, risas y llanto que parecen ajenos, cuando los días acometen cubrirlos con su manto o cuando el cofre donde guardamos ese tesoro de recuerdos, es dejado en el olvido por gracia del trasegar constante de la vida. Empero, más temprano que tarde  tornamos recelosos a ese pequeño baúl que esconde secretos, sueños y júbilos de antaño, y pronto nos damos cuenta que buena parte de nuestra existencia esta ceñida a ese espacio. Entonces, la flor marchita renace con su otrora candidez y aroma embriagador, y saboreamos de nuevo la fruta de un pasado pleno que se torna vívido ante nuestros ojos. La partida muta en regreso, la lejanía se hace proximidad y el corazón compungido se entusiasma de regocijo; del saber que aquel tesoro sigue intacto, que el afecto sigue siendo afecto y el recuerdo permanece indemne.
Los momentos y caminos transitados, la familia, los amigos, la escuela, el colegio; la universidad, el trabajo, la boda, el nacimiento, el reencuentro. La despedida, el paseo, el viaje, la fiesta, la agonía; la culpa, la rabia, el perdón, la llegada y la salida. Tantos eventos ocurren a lo largo de nuestro paso por el mundo y de tantas maneras nos relacionamos con ellos, que como en cualquier tesoro, acertaremos algunos con mayor valía.  Y es que aquello que llamamos remembranzas, es en realidad el proceso mismo que nos ha definido, el camino que nos ha moldeado y enseñado; el envite que nos ha llevado a reordenarnos constantemente, bien sea por infelicidad o alegría. Los recuerdos dependen en buena parte de la huella emocional que han dejado en nosotros, algunos de ellos se fijan con firmeza en la memoria, haciéndose indelebles, corriendo cada tanto por nuestro sistema; trayecto consigo remembranzas o nostalgias.
De algún modo nuestros recuerdos nos acompañan por siempre, jamás mueren aunque creamos haberlos olvidado, puesto que cada uno ha dejado su grafía inscrita en nuestro cerebro; nos ha enseñado, nos ha moldeado y convertido en personas distintas. Los miedos que una vez enfrentamos y nos hicieron fuertes, las decisiones que tomamos y nos condujeron a el sitio en el cual estamos; las noches en que contemplamos las estrellas que hoy ni siquiera vemos, pero que siguen ahí en algún lugar del universo.  
Cada nuevo día, cada comienzo va dejando atrás un nuevo y valioso tesoro que guardas en el cofre de tu mente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.