Ir al contenido principal

ABC del Éxito


Usted es su marca, su producto más valioso, aquel con el que puede alcanzar todas sus metas, por eso es imprescindible que cuide y posicione su propio ser, como el mas valioso activo que posee.
No importa si sus logros han sido pequeños, medianos o grandes, o si hasta ahora no había contemplado la idea de dar un salto hacia otros escenarios donde alcanzar mayores objetivos. Lo importante es entender que usted puede y debe hacerlo. Idear una estrategia para su propia vida, tomar las riendas y avanzar a toda maquina. Imagine la forma de mantener, potenciar, modificar o mejorar su imagen, recuerde: usted es su marca, su producto, su activo. Debe percibirse como tal, organizarse con base en ello, mejorar su relación con su entorno, dirigir el buque, comunicarse de manera efectiva. ¿Qué gana con esto? Sencillo: entre mejor lo perciba la gente que lo rodea, mas fácil le resultará conquistar sus sueños, mejorar sus ingresos, incrementar sus posibilidades de éxito, obtener un trato amable, afectuoso y dispuesto por parte de los demás. Para esto primero conózcase y pregúntese:
¿Qué busca hacer con su vida: crecer en lo que viene haciendo, cambiar o modificar su imagen y actividades?
¿Por qué lo haría: para presentarse en sociedad como alguien provisto de liderazgo, para “vender” su imagen y ganar posicionamiento social, laboral o familiar, para hacerse más competitivo a través de la capacitación y el aprendizaje?
¿A que entorno social quiere avocarse: a sus amigos, familia, compañeros?
Finalmente, ¿cómo conseguirá hacer esto?
Lo segundo que debería hacer es enfocarse en su objetivo y analizar las diversas variables, prepararse para afrontarlas y encontrar los medios para lograr su meta. Ya sea que tenga experiencia previa o no en lo que quiere iniciar, deberá confiar siempre en usted mismo y la planeación que ha ideado, teniendo como bandera la claridad de su búsqueda, y como transmitirá a otros lo que quiere alcanzar, siendo coherente, seguro, efectivo y preciso.
Evalúese, planifique, repase las actividades que va desarrollando, analice los factores de su entorno, calcule cuales de sus acciones tuvieron un resultado positivo en otros; destaque lo que le ha funcionado y ponga en la balanza lo positivo, lo que no lo es y lo improductivo de su actuar.
Apóyese si lo requiere en la capacitación, pida consejo a quienes tengan experiencia en lo que usted está intentando lograr, y compare su progreso en relación con otros que van recorriendo su mismo camino.
Procure desarrollar empatía hacia los demás, ponerse en sus zapatos, entender las expectativas de aquellos, y retroalimentese con la información que estos puedan darle.
Es esencial que usted empiece a entender sus fortalezas, la manera en que trasmite su conocimiento, habilidades y la conveniencia para presentar a otros sus ideas en el momento justo. Lo que quiere decir y cómo lo que quiere decir.
No olvide que como en cualquier proyecto, su vida debe tener unos parámetros para poder fluir con firmeza hacia el éxito: estrategia, planeación, evaluación, entre otros. Y la capacidad de trasmitir su mensaje.
¡Vamos es hora de encontrar el ABC de su éxito!

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.