Ir al contenido principal

¡Es momento de alcanzar tus sueños!

Una vida de objetivos y metas es sin duda una vida satisfactoria. Una persona que se siente satisfecha con su existencia, quien ha trazado objetivos y se ha puesto en marcha para alcanzarlos, podrá dar a su vida los giros necesarios, aportando la energía, motivación y ganas necesarias para realizar cualquier ajuste.
Lo primero es identificar esos objetivos ¿Qué quiero en mi vida a nivel profesional? ¿Tienes un trabajo que no te genera satisfacción? ¡Déjalo!, ¿Tienes un matrimonio que ya no funciona? ¿Por qué sigues ahí? ¿Vives en una ciudad que no llena tus expectativas? !Busca nuevos aires!.
Traspasa la frontera de tus miedos, pero siempre desde la premisa de que tus sueños sean realizables y no dañen tu integridad espiritual, emocional, física, ni la de otros.
De igual forma ten claro que tus metas y objetivos nada tienen que ver con la aprobación de los demás, ni lo que ellos esperan de ti. No te vuelvas dependiente de personas, empresas o situaciones; los buenos aliados deben conservarse, pero si en algún momento se convierten en un obstáculo para lograr tu felicidad, seguramente, tendrás que dejarlos de lado.
Haz una lista de lo que quieres lograr, si tienes la voluntad suficiente esa lista puedes guardarla en tu mente, y deposita en ella pequeñas y grandes metas. Una vez que hagas esto empieza a establecer tus objetivos retadores, paso a paso vas a ir logrando cada cosa que te propongas; al mismo tiempo iras trasformando cada experiencia que consideres negativa, en una enseñanza enriquecedora. Dejaras de ver el mundo en malo y bueno, en negro y blanco, para darte cuenta que tu vida tiene tantos matices como quieras poner en ella.
¡Vamos sé el dueño de tu destino, apuesta por ti, agradece esta gran oportunidad que te ha sido dado y disfruta la experiencia de vivir, sintiéndote realmente vivo!.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

La pasión por el conocimiento y el aprendizaje continúo

Adquirir nuevas destrezas y ampliar nuestros conocimientos, debe ser una  tendencia continua, valorada y motivada todo el tiempo. Aprender es hacerse fuerte, favorecerse a si mismo, ampliar los horizontes, y tomar la llave de las oportunidades. Por tanto, debemos automotivarnos en el conocimiento y al mismo tiempo motivar a otros. Cuando una persona tiene contacto con nuevos procesos, aplicaciones, materias y formas de hacer las cosas; su interés por aprender se fortalece, es un ejercicio que se torna en el más saludable de los hábitos. Sentir pasión por el conocimiento es una virtud que nos hace crecer como personas; tornándonos motivados, persistentes, desafiantes y positivos. Nos conduce a entender el aprendizaje como una útil herramienta para la resolución de conflictos. Sin duda, los beneficios se hacen evidentes cada vez que aprendemos algo nuevo, ya sea social, laboral o académicamente. El mundo es una amalgama de experiencias y para tomar el camino de estas, es conveniente habers…