Ir al contenido principal

El Microrrelato


Microcuento, minicuento, cuento en miniatura, cuento brevísimo, o "microrrelato". El microrrelato nace en la tradición oral, en forma de fábulas y cuentos y va tomando forma en la Edad Media en forma de leyendas, adivinanzas y parábolas.
El microrrelato es una propuesta literaria adaptada a la rapidez de los nuevos tiempos, pero igual cumple los principios básicos de la narrativa aunque de una forma concentrada.
Algunas de las características del microrrelato son: en pocas líneas el autor debe contarnos una historia, ser agudo en ideas y a la vez conciso; usar una fraseología sencilla, pero también cuidada y precisa, además de ingeniosa, y contener una sutil pincelada de humor. De igual modo la elección del título es relevante, puesto que en ocasiones este complementa el sentido mismo de la historia. Los finales suelen ser impredecibles, abiertos a distintas interpretaciones, y llevar al lector a una reflexión. A continuación algunos ejemplos de microrrelato.

NÚMERO ERRADO

Fuerte retorcijón en el estomago. <¡No puede ser! Justo ahora, en espera de una importante llamada>. Enseguida un nuevo el retorcijón. De inmediato uno más y otro. Lo inevitable sucede: carrera precipitada, piel sudorosa… la fría loza del váter se erige como un fatídico solio. Angustias y maldiciones de una evacuación eterna. La más bizarra pesadilla se instituye: el repiquetear insistente del teléfono.
Ring… ring…, pero aquella sustancia acuosa que brota de sus entrañas no parece detenerse, ring… ring… continúa el aparato. ¡La vida requiere medidas extremas! pantalón a la rodilla, carrera frenética.
Ring… ring… ring…
¡Si diga!
Surge una voz tembleque del otro lado de la línea:  
-¡Alo! me comunica con Carlos-
…¿Carlos? Aquí no vive ningún Carlos… debe tener el número equivocado.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

La pasión por el conocimiento y el aprendizaje continúo

Adquirir nuevas destrezas y ampliar nuestros conocimientos, debe ser una  tendencia continua, valorada y motivada todo el tiempo. Aprender es hacerse fuerte, favorecerse a si mismo, ampliar los horizontes, y tomar la llave de las oportunidades. Por tanto, debemos automotivarnos en el conocimiento y al mismo tiempo motivar a otros. Cuando una persona tiene contacto con nuevos procesos, aplicaciones, materias y formas de hacer las cosas; su interés por aprender se fortalece, es un ejercicio que se torna en el más saludable de los hábitos. Sentir pasión por el conocimiento es una virtud que nos hace crecer como personas; tornándonos motivados, persistentes, desafiantes y positivos. Nos conduce a entender el aprendizaje como una útil herramienta para la resolución de conflictos. Sin duda, los beneficios se hacen evidentes cada vez que aprendemos algo nuevo, ya sea social, laboral o académicamente. El mundo es una amalgama de experiencias y para tomar el camino de estas, es conveniente habers…