Ir al contenido principal

Mo Yan, el placer de leer a un nobel


Por supuesto, los latinoamericanos debemos sentirnos más que orgullosos de contar con la excelsa calidad literaria de escritores laureados como Mario Vargas Llosa, Octavio Paz, Camilo José Cela, Gabriel García Márquez, Juan Ramón Jiménez, entre otros, a quienes sentimos tan próximos por su narrativa. Y de quienes tendremos, seguramente, oportunidad de hablar en una próxima ocasión. Empero, hoy viajaremos por el mundo literario de un premio nobel  proveniente de una región a veces tan distante, no solo geográfica sino también social y culturalmente, como lo es la China. Se trata de Guan Moye, más conocido como Mo Yan, el premio nobel de literatura 2012.
Este versátil escritor, merecedor del máximo galardón de las letras, y envuelto en una exposición mediática que nunca buscó, que incluso le resulta ajena, como explicó en su discurso. Es como la mayoría de los escritores un hombre creado por fantásticas pinceladas que le otorgan un hálito de misterio y fascinación. Alguna razón tendrá la academia al haberlo calificado como el mejor escritor vivo del momento.  Pero para entender la genialidad y la complacencia de la obra de Mo Yan, es necesario remitirse a las líneas que emergen de su imaginación, puesto que su discurso a veces breve no dice mucho de su persona, y como cualquier escritor, su fluido dialogo viaja directamente a las mágicas líneas convertidas en libro; en un sublime torrente de palabras que cautiva al lector.
Mo Yan es capaz de traer esa China para muchos lejana y misteriosa, hasta nuestras manos y envolvernos dentro de su cotidianidad. Llevarnos a entender una realidad vista desde una sensibilidad conmovedora; un viaje de los sentidos a través de la labor, la familia, y el sentir de ciudadanos comunes, sencillos y humildes que entre páginas nos muestran que su sentir no es tan disímil del nuestro, y una vez más, la literatura con todo su poder es capaz de derrotar fronteras y paradigmas entre amores y tragedias.  
Mo Yan, como cualquier escritor elevado a la categoría máxima de las letras debe ser leído, disfrutado. Porque el placer de una buena lectura es el premio inconmensurable que el escritor lega a la humanidad; permitiéndonos imbuirnos de la magia desusada en el agitado mundo de hoy, recorriendo parajes que nos encumbran en emociones extraordinarias sin límites, donde la imaginación se enriquece.
No cabe duda del placer sublime que provee una historia, y este placer es inevitable cuando se lee a un premio nobel.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.