Ir al contenido principal

Aprendiendo a Descubrir tu Vocación

¿Qué es la vocación? ¿Cómo desarrollarla? ¿Cómo vivir de ella?
La vocación puede entenderse como la tendencia hacia ciertas actividades. Sean sociales, artísticas, técnicas, filosóficas o religiosas. Habilidades estas, que están presentes desde la niñez. Sin embargo, en un mundo agitado y veloz como el nuestro; se hace necesario entender, que esas virtudes y habilidades, deben ir en sincronía con la realidad social, política; económica y cultural. No obstante,  el afán de supervivencia empuja a muchas personas, hacia labores poco gratificantes y en nada acordes a sus gustos y preferencias. De ahí la importancia de entender y potenciar tu vocación, para poder vivir y disfrutar de ella. Todos nacemos con talentos determinados y disimiles unos de otros. Para entender cual es el tuyo debes dejarlo fluir, entenderlo y fomentarlo. Buen ejemplo de ello son: los cantantes, escritores, deportistas; investigadores, diseñadores, entre otros.
La forma mas elevada de la inteligencia es la creatividad, según palabras del escritor y conferenciante británico Ken Robinson. Quien además asegura que esta, no es exclusividad de una elite. Sino que todos nacemos con ella y estamos en capacidad de desarrollarla.
La inteligencia, como ya sabemos es múltiple; dinámica al utilizar diversas zonas cerebrales y distintiva desde las fortalezas de cada uno.
Lo importante es reconocer tu interés, desarrollarlo y usarlo a tu favor. Claro, a veces parecerá tortuoso encontrar un campo de acción. Pero la clave es justamente comprender tus aptitudes naturales; motivaciones. Aquello que realmente te entusiasma, y que tipo de labor definitivamente te genera rechazo. Una vez que hagas esto, enfócate en los tres o cuatro talentos mas fuertes que posees (pueden ser muchos más. Pero enfócate en este numero) Recuerda que estas buscando tu campo de acción y no podrás hacer mil cosas al mismo tiempo.
Identifica la forma de desarrollarlos y su aplicación en diferentes ámbitos; dándote la oportunidad de soñar, dejando de incluirte en los planes de otros, para establecer los tuyos. Olvídate de lo “conveniente”. La vida es una sola y tarde que temprano te darás cuenta; así que es mejor que sea temprano.
No estudies cualquier carrera como solución económica, por el contrario, busca una que se ajuste a tu gusto y habilidades. Te lo aseguro, en ella tendrás grandes resultados. Si aún no has identificado cual es tu vocación; piensa en las cosas que te generan mayor curiosidad, placer, ilusión y en lo que inviertes tiempo sin sentirte agotado. Ahí, encontraras tu respuesta. Te darás cuenta si eres: ingenioso, creativo, solidario; divertido, comunicativo. Si prefieres callar y construir o hablar y dirigir; defender a otros. Descubrir emociones que los demás ocultan; viajar por el mundo, conducir, jugar futbol. Cantar, crear hipótesis, investigar el pasado, entre otras cosas. Y sobre todo jamás mires tu habilidad con demérito.  Pues su valor depende de ti mismo.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.