Ir al contenido principal

Los Grandes Beneficios de Cooperar

La lealtad que trae consigo la cooperación, el querer y saber ayudar a los demás, compartir de manera justa y acatar las normas establecidas. Son algunos aspectos de las relaciones humanas, que conllevan a la interdependencia y bienestar individual y general. Es esto, precisamente, lo que nos hace humanos; la capacidad de relacionarnos y cooperar.
De ese modo cuando favorecemos las necesidades de un grupo, y nos ocupamos de nuestro adecuado aporte y función al interior de este; respetando las reglas y contribuyendo a su fortalecimiento. Estamos siendo solidarios, confiando en otros, al tiempo que nos hacemos fuertes.
Instintivamente, el ser humano confía en los demás; pero es su contacto con los prejuicios y tendencias sociales lo que conlleva a conductas aprensivas, juicios de valor; desconfianzas y recelos.  Sin embargo, la mayoría de conexiones neuronales de nuestro evolucionado cerebro, están encaminadas a la interacción con otros y no a ser eficientes individualmente.
Es plausible acertar el declive de las diferentes sociedades humanas, con el surgimiento de la agricultura y el comercio; cuando la difidencia obliga al productor a tener que proteger los excedentes de producción o capital. Lo cual a la postre derivó en el armamentismo, opresión y violencia.
La tendencia actual de la mayoría de sociedades, dadas a concentrar el poder en grupos políticos y capitales reducidos y cerrados; no es mas que una tendencia primitiva. Reflejo de los primeros grupos poblacionales humanos; regidos por un macho protector y por su propia necesidad de tenerlo.
Sin embargo, la herramienta más útil del ser humano, sigue siendo su inteligencia. Máxime si esta apunta a conductas solidarias, que propendan el bienestar colectivo. Es el momento, bien sea, de regresar a las formas primitivas de nuestra naturaleza, o por el contrario, desarraigarnos de esos comportamientos instintivos de antaño, y potenciar ese algo que hace miles de años nos diferenció de otras especies.
Necesitamos estructuras sociales, que partan de la propia iniciativa del individuo común. Las cuales una vez fortalecidas, motiven el espíritu cooperativo e impacten positivamente en la  institucionalidad.
¡Señores, es momento de estar unidos!

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

La pasión por el conocimiento y el aprendizaje continúo

Adquirir nuevas destrezas y ampliar nuestros conocimientos, debe ser una  tendencia continua, valorada y motivada todo el tiempo. Aprender es hacerse fuerte, favorecerse a si mismo, ampliar los horizontes, y tomar la llave de las oportunidades. Por tanto, debemos automotivarnos en el conocimiento y al mismo tiempo motivar a otros. Cuando una persona tiene contacto con nuevos procesos, aplicaciones, materias y formas de hacer las cosas; su interés por aprender se fortalece, es un ejercicio que se torna en el más saludable de los hábitos. Sentir pasión por el conocimiento es una virtud que nos hace crecer como personas; tornándonos motivados, persistentes, desafiantes y positivos. Nos conduce a entender el aprendizaje como una útil herramienta para la resolución de conflictos. Sin duda, los beneficios se hacen evidentes cada vez que aprendemos algo nuevo, ya sea social, laboral o académicamente. El mundo es una amalgama de experiencias y para tomar el camino de estas, es conveniente habers…