Ir al contenido principal

¿Por qué los humanos perdieron el pelo?

Uno de los rasgos más distintivos del ser humano es la pérdida del cabello corporal. Pero ¿Cuál o cuales son las razones de esta particular apariencia que nos obliga a usar ropajes? La explicación a veces parece estar más allá del alcance de la ciencia, y no son pocos los investigadores que se han dado a la tarea de escudriñar el misterio de la “calvicie” humana, la cual, tácitamente se encuentra por alguna razón en nuestro código genético.
Algunos investigadores sugieren la perdida de pelo, al igual que en especies como ballenas o morsas, a una necesidad evolutiva de desplazamiento y refrigeración corporal, adaptada a las condiciones climáticas. Empero, otro grupo de científicos va más allá y sugiere la clara intervención de formas de vida extraterrestre en esta particular condición física; lo cual seria comprobable gracias a los avances en el estudio del genoma humano. De este modo, el plan de Dios, pasaría por haber poblado el universo con todo tipo de especies vivas, plantadas por especies avanzadas en diversos planetas, ayudados por su propio ADN, y el planeta tierra seria solo uno más.
De cualquier modo, se trate de un rasgo homínido mutado por necesidades climáticas, la necesidad de mantener sano y libre el organismo de piojos, garrapatas y bacterias o la intervención de inteligencia alienígena. El ser humano, parece disfrutar, hoy, de su falta de pelaje incluso como una ventaja sexual, donde la piel desnuda tiene el mismo efecto de la cola de un pavo real. No en vano, tanto hombres como mujeres asisten en esta época a la moda de la depilación, y la publicidad exhibe la desnudez límpida como un efectivo “gancho” promocional.

Quizá sea más sencillo de lo que pensamos, pero por ahora continua la investigación al mismo ritmo que el ser humano, pierde los pelos de su cuerpo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.