Ir al contenido principal

Formas de estimular el cerebro


Si en alguna ocasión te has sentido tan distraído que parecieras no enterarte de nada de lo que ocurre a tu alrededor, las personas te hablan y apenas si consigues prestar atención; de pronto te encuentras atrapado en medio del almacén sin recordar a por que ibas, o te encuentras con alguien, reconoces su cara, pero olvidaste por completo su nombre. Entonces ha llegado el momento de entrenar tu cerebro, y hacerlo sano como cualquier otro órgano de tu cuerpo. No te preocupes todos tienen despistes, no eres el primero, tampoco se trata de un estado permanente, simplemente, dejaste que las comodidades de un mundo en el que pensar se volvió algo trivial, afecte procesos habituales de tu mente. Empero, volver a estar siempre atento y recobrar tu excelsa memoria es más fácil de lo que piensas.
Primero da un vistazo a esas pequeñas cosas que te rodean y en las cuales nunca te detienes: un esfero, un punto en la pared, los cordones de tus zapatos, el florero de la sala; la forma de la llave de tu auto, los portavasos en la mesa o incluso los dedos de tus manos. Adéntrate en aquel mundo minúsculo de objetos y evalúa sus detalles, formas, colores, texturas. Luego repite el mismo ejercicio pero identificando los sonidos que te rodean: los coches en la calle, la voz de las personas, el sonido que emiten los aparatos eléctricos de tu casa, el propio ruido de tu respiración. De este modo te iras dando cuenta que si bien el mundo es una amalgama de objetos, sonidos y situaciones, a la vez, está formado por piezas que encajan unas dentro de otras. Dejaras de ver un universo totalizado, para empezar a enfocarte dentro de un espacio donde todo tiene un matiz diferente. Este ejercicio activará las zonas de atención de tu cerebro, llevando información a través de tus neuronas, en conclusión, habrás iniciado tu entrenamiento. 
Luego empieza a practicar juegos de mesa (dominó, ajedrez, parchís, monopoly, damas, y demás) reúnete con amigos o familia y verás lo divertido que resulta, además cada vez que mueves una ficha o debes idear una estrategia, estimulas a tu cerebro y las conexiones de pensamiento dentro de este.
El siguiente paso de tu entrenamiento son los puzles, sudokus, kakuros, crucigramas y test de agilidad mental, para enriquecer tu conocimiento y habilidades matemáticas.
Enseguida permite a tu mente ser curiosa, planear el mañana, divagar sobre lo que va a ocurrir el siguiente minuto; el día de mañana, la próxima semana, el mes siguiente, el año que viene. Ve memorizando cada cosa que piensas sucedería o harías en ese lapso, a continuación, ve devolviéndote en el tiempo como en una película que se rebobina, repasando cada detalle hasta el segundo inmediato en que te encuentras. Otra recomendación que siempre considero valiosa: lee, lee todo cuanto puedas desde magazines hasta best sellers. Pronto verás que tu mente se confiere de una lucidez maravillosa.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.