Ir al contenido principal

Soft porno literario, el nuevo negocio editorial

No es nada nuevo que las grandes editoriales buscan a toda costa vender, entretener y dejar con ganas de más, pero aquello de educar, formar hábito y crear variedad ha sido y sigue siendo cosa de valientes minorías.
Probablemente de esta premisa parte la ultima locura de las librerías y el internet, donde el furor está dado por la “novedosa” literatura erótica, con amantes por doquier y desparpajadas faenas sexuales, en las cuales pocos de nosotros imaginaríamos a nuestra vecina de al lado; cada vez que sale a barrer el bancal con sus “rulos” en el cabello.
Con millones de ejemplares vendidos, esta “revolución literaria” es el entrámanos de ventas que se traen los “dueños” del pensamiento cotidiano; quienes parecen haber saciado su sed de sangre adolescente, con sus sensuales vampiros enamorados y plenos de hormonas, para saltar la cerca e ir al otro extremo: el de las amas de casa aburridas y urgidas de un poco de fantasía erótica, según la bandera que las editoriales ondean hoy día.
Lo que si es innegable es que el mercado editorial se ha inundado de títulos que aprovechan la ola original de la “primera” obra y su trilogía, para encajar en los estantes un centenar de historias de vecinas cachondas ya entradas en años.  Y vaya que muchos se rasgaban las vestiduras con lo explicito del cine adulto, pero al parecer ahora, la literatura facilita el camino de la simpleza donde el sexo vuelve a ser lo que ha sido y era: sexo simple, con esposas o sin ellas, millonarios sacados de historietas, y un poco de sadomasoquismo de ese que, seguramente, tanto gusta a las abuelas. Aunque la distancia entre la imaginación y el cliché sea fácilmente reconocible: millonarios guapos: la fantasía de toda mujer, en concepto de las editoriales; escenarios glamurosos, escenas sofisticadas y finales candentes. No digo que esta literatura te invite a darte un buen revolcón con el primer desconocido o desconocida que se te atraviese, ¡Dios no lo quiera! De lo contrario las universidades estarían repletas de señoritas “mordidas” en el cuello, por sus enamorados. Por supuesto, sigo confiando en la integridad emocional de las personas y tampoco juzgo nada indebido en dejar volar un poquillo la imaginación; máxime en medio  de una depresión económica semejante, donde lo único que queda es soñar con una vida que más que lejana, tiene tintes de absurdo. Pero claro, las editoriales de las grandes iniciales, nuevamente aciertan el camino a seguir: derribar los tabúes del siglo XXI, de la mano de esta novedad de soft porno, para mamás aburridas, que luego de leer unas líneas quedaran “listas” para atender al marido.
Aunque en palabras de varios expertos aquí no se ha inventado la rueda, solo que las editoriales la hacen girar, como siempre, a su antojo y seguramente, prueba de ellos son títulos como: El amante de Lady Chatterley, escrita por allá en 1928, Historia del ojo obra maestra de la literatura erótica, clandestina en sus inicios. Las edades de Lulú, La famosa y encantadora “lolita” de Navokob, la conocida Emmanuelle, o quizá la recordada Nueve semanas y media, todas ellas con varias décadas a cuestas al día de hoy, por citar algunas. Antes consideradas novelas románticas, y ahora publicitadas por los genios editoriales como el bombazo del nuevo milenio. La verdad es que, aquí no existe motivación ni necesidad social, sino más bien, ambición editorial, y no creo que las asiduas lectoras de este “invento” erótico literario, sean hoy sadomasoquistas prestas a “clavar” sus colmillos, en la próxima victima de sus más desenfrenados deseos eróticos.

Por ahora habrá que esperar la próxima locura editorial, quizá sexo salvaje con extraterrestres, o abuelas zombis sedientas de cerebros, solo el tiempo lo dirá. 

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.