Ir al contenido principal

El ser espiritual

El cuerpo físico es una especie de envoltura o vehículo que permite actuar al yo o ego, en una región determinada del universo infinito. Con un objetivo y en un momento dado. El cuerpo físico es transitorio, muy breve; se desgasta y tales cuerpos son renovados, en diversos planos y formas del multiverso. Sabiduría, conocimiento y acopio de experiencias es la búsqueda del ser espiritual. Cuando ese ser espiritual abandona el sueño de la materia se hace libre y reconoce en lo que antes llamó realidad, solo una proyección de su mente. En el plano físico que llamamos vida es necesaria la aceptación de las cosas como reales, siendo en verdad un punto de vista. Al trascender cosas tales como: la tristeza, agobio, ira, desasosiego, ambición, desaparecen. Se alcanza entonces la libertad, el conocimiento profundo. El retorno a la verdadera naturaleza espiritual.
Todo está interrelacionado. La energía espiritual como una gran fuerza amorosa sin raza, religión, sexo, especie o nacionalidad. Como seres espirituales viviendo una experiencia humana. La humanidad vive ávida de dogmas, creencias y paradigmas innecesarios para el espíritu. Por ello, el inconforme ha alcanzado un nivel superior. Los “lideres” de la sociedad humana arremeten contra el conocimiento espiritual imponiendo valores familiares, sociales, económicos, políticos, culturales y religiosos que reprimen tal conocimiento innato. Miedo, culpa, crítica, abuso. El mundo actual se encamina a una debacle inevitable, sin embargo, la esperanza viene de aquellos que hoy piensan distinto, que rechazan los modelos sociales y se reconocen a sí mismos como seres autónomos. Capaces de encontrar el equilibrio, el respeto y el amor como componente fundamental de la naturaleza, que conecta y une todo. Aprendiendo a aprovechar tal energía esencial y pura. 

El ser espiritual vive breves ciclos en cuerpos materiales en busca de una realización plena. No obstante, la proyección de conciencia llamada yo o ego, manipulada por otros, se confunde y torna ansiosa; ocupándose demasiado de la impresión que genera en sus semejantes, del dinero, el trabajo o las creencias. Todas ellas innecesarias para el ser espiritual. Puesto que la felicidad viene del ser interior, del disfrute de cada momento presente, de la energía curativa del verdadero amor. 
A veces, se cruza en nuestro camino incluso por una brevedad, alguien quien con su sola presencia nos ayuda a encontrar el sendero y evolucionar; en la búsqueda de la dimensión en la cual nos conectamos a cada una de las almas del planeta, e incluso más allá, al trascender. En otras dimensiones donde también habitan seres espirituales.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.