Ir al contenido principal

Deja de ser un esclavo

Cuantos de ustedes sienten a diario que no son dueños de su propia voluntad ni responsables últimos de sus acciones y pensamientos. El esclavo moderno ha perdido la posibilidad de actuar como persona, de ser libre, responsable de sus actos. Vive como un alienado religioso, político, social, y económico. Hombres explotados por hombres, sujetos productivos victimas del engaño social, entregando el producto de su trabajo e intelecto. Una explotación sin razón natural, puesto que la naturaleza humana es libre. La sociedad actual convierte a las personas en objetos, mercadería; genera desigualdades y, sobre todo, deshumaniza. El ser humano actual no vive su labor cotidiana como parte de una realización personal. No trabaja para sí mismo, sino para sobrevivir, ese trabajo beneficia solamente al dueño de la riqueza. Lo convierte en un simple instrumento, un medio de producción. Tal explotación genera divisiones sociales, discriminación, segregación y marginalidad. Clases sociales antagónicas: propietarios y proletarios. La concentración del capital en pocas manos, ha sido posible con el respaldo de un sistema ideológico, económico y religioso que garantiza, da legitimidad y legalidad a tal modelo esclavista. Las personas sufren una alienación religiosa, intelectual e ideológica. Dicha alienación supone al ser humano inventar “superhumanos” económicos, políticos, sociales y religiosos, en quien deposita toda perfección y frente a los cuales el mismo es imperfecto, es decir, rebaja su naturaleza. Dicha invención es un freno para el cambio, el progreso, la libertad y la eliminación de las injusticias, al plantear que hay que aceptarlas, depositando las esperanzas de felicidad en esos poderes superiores. Provocando la desvalorización propia, el conformismo y la esperanza en un mundo inalcanzable. Cuestiones irreales inventadas por los poderosos, para manipular y adoctrinar al hombre. 
Lo más valioso del ser humano está dentro de sí, lo más puro y perfecto (su amor, compasión, empatía, bondad, fuerza de voluntad,..) no en seres o instituciones proyectadas hacia fuera. El ser humano no debe negarse a sí mismo, ni rebajarse a la calidad de una criatura religiosa, económica, política o social. El hombre debe boicotear sus creencias, movilizarse contra ellas, luchar para cambiar sus condiciones, para dejar de ser esclavo. Exhortar al oprimido a rebelarse, a deslegitimizar el orden establecido, a rechazar la explotación de un grupo sobre otro. Descartando el discurso intelectual, filosófico y político que le es ajeno, que pertenece a la clase dominante y opresora. Entendiendo que la libertad, la igualdad y la propiedad privada no son un privilegio sino un derecho legítimo y natural, basado en la razón. Que no debe ser sustituido por la arbitrariedad de una figura ficticia que no representa la voluntad del pueblo. Es apostar por la ‘praxis’ de una libertad plena, cambiando la estructura económica, la distribución de la riqueza, la estructura de la sociedad. Volver a ser dueño de su voluntad, y autonomía, ajeno a reglas opresivas, dogmas, sinsentidos y abusos. 
Es momento de romper las cadenas, salir del continuo estado del miedo; es momento de expresar el origen divino que habita al interior de cada uno.


Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.