Ir al contenido principal

Ama, vive y perdona

Ponte frente al espejo, mira fijamente tus ojos y repite que te amas, te aceptas, respetas y disfrutas del tiempo contigo mismo. Mira fijamente, sé compasivo, empático; escúchate, interioriza la bondad que surge de ti. Libérate de egoísmo. Sé hermos@, san@, capaz, brillante tal y como eres. Una vez que consigas ver, entender el amor y la belleza que hay en ti, podrás amar a otros. Nada ni nadie puede dañarte, eres un ser espiritual eterno. Olvida cada frase, palabra o gesto que te haya lastimado, déjala en el pasado. Perdónate, para seguir adelante. No cargues el peso innecesario de la rabia, la ausencia, y el olvido. No seas severo, viniste a enseñar, a aprender de ti mismo, a aprender de otros. Toma en tus manos la bondad que brota de ti, entrégala como un regalo y recibe la recompensa que viene consigo; la tranquilidad, los abrazos, la sonrisa; el cariño, la compañía, la comprensión. Este día, libérate del rencor, de verdades absolutas, de prejuicios y creencias arraigadas. Tu madre, tu padre, tus hijos, tus hermanos, tus amigos; tus familiares, toda persona, todo animal; cada criatura viva tiene su mano extendida hacia ti, para que la tomes y entiendas la razón de tu paso el mundo: dar amor, recibir amor.
Soy partidario del igualitarismo, extensivo también a otras especies, desde la equivalencia de una igualdad esencial, que se entienda como ídem valor o dignidad, sin excepción alguna. Una igualdad para todas las personas y animales, con respecto a su dignidad; un merecimiento de respeto sin excepciones, independiente de cada individuo en particular. Reconociendo desde esta perspectiva la evidente diferencia de todos y cada uno en aspectos biológicos o mentales que no alteran el valor esencial, igualdad y dignidad. Con independencia de las características como edad, sexo, educación, etnia, especie, nacionalidad, creencias religiosas, políticas, fortuna, posición social y cualquier otra. Y apoyaré cualquier postulado que resguarde tales preceptos, incluso, en lo teórico, con designio de su cumplimiento llámese: veganismo, izquierda política, progresismo, ambientalismo y toda otra manifestación en contra de cualquier forma de discriminación. En la certeza de que la libertad y la igualdad es el único camino sensato para la viabilidad de la especie.

Yo te propongo que valores lo que tienes, que desistas del dolor. Que luches por lo que quieres. Que perdones a quien te lastima y aprecies a quien te ama, te acompaña y te cuida. Que no te pases la vida esperando por algo, porque lo único que va pasando es esa misma vida. Que entiendas el valor de los momentos compartidos, no solo cuando se hayan vuelto recuerdos. Sé libre, haz cuanto quieras y no permitas que se vuelva “eso que hubieras querido hacer” no conviertas tu vida en una libreta de apuntes, si lo que quieres es que sea una gran historia que otros puedan leer. Ama, vive y perdona.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.