Ir al contenido principal

Vivir en el ingenio y la creatividad

Esa capacidad latente de cada uno de nosotros, que en ocasiones nos lleva a transitar por el camino de la innovación, y esbozar soluciones con creatividad, presteza y facilidad. Está asociada a la intuición y el razonamiento, que nos permite dar una respuesta rápida a un planteamiento o interrogante.
Una persona ingeniosa es capaz de utilizar su inteligencia práctica, reorganizando las piezas y sacando el mayor provecho de las herramientas a su alcance, en el momento justo.
Activar esa intuición y razonamiento es tener la capacidad de reacomodar los objetos en forma disímil de la originalmente planteada, ver el mundo con otros ojos. En este proceso actúan procesos físicos y psicológicos, conexiones neurológicas que amplían el panorama de acción; permitiendo una respuesta perspicaz por encima del promedio.
Alguien ingenioso, se atreve a aplicar su conocimiento y se interesa por la relación con el entorno, fortaleciendo esa simbiosis a lo largo de su vida. Por lo general es la persona que idea una receta novedosa, un diseño de tarjeta original, una actividad de recreación divertida; es aquel que no recurre a lo que ya existe o de hacerlo procura modificarlo, volverlo mejor; de igual modo parece anticiparse siempre a la respuesta esperada. Quien vive en el ingenio y la creatividad actúa de forma diferente, no se rige por las normas y las reglas, sino que las modifica; logrando con facilidad acertar un camino que otros no ven, pero que resulta ser el adecuado para llegar al objetivo. Rivaliza permanentemente con lo convencional, en busca de originalidad, a nivel artístico, social, laboral y familiar, y desarrolla una alta inteligencia práctica.
Vivir debe ser, sin duda, una oportunidad para desarrollar el ingenio y la creatividad, para moverse por fuera de los esquemas preestablecidos; para explorar, aun cuando esto implique ir en contravía del sentido común o ser imaginativo, sin un manual de instrucciones al alcance. Detectar las necesidades y acertar soluciones que antes no han sido planteadas.
Es esta la verdadera naturaleza del ser humano. Convertir rocas en ruedas y herramientas, metales en aviones, cuevas en viviendas, plantas en adornos, y minerales en pintura. Cada uno tiene la capacidad de construir un mundo de objetos y sonidos en nuevas ideas.
Salirse del molde, escapar de lo desgastado, inventar formas de arte, poesía y  cultura; inventar nuevas teorías, y vivir con una actitud propia, incluso en las actividades más triviales del día a día.
Debemos dejar que fluya esa creatividad, prepararnos para activar nuevos procesos mentales, cambiar nuestro esquema mental y espacial; hacernos globales, crear nuevos hábitos, entender y usar a nuestro favor los estímulos externos. Pero sobretodo aquellos que no son convencionales ni se rigen por normas establecidas.

Todo esto es posible dándonos la oportunidad de sentir y percibir nuestra creatividad, dando rienda suelta a la imaginación, soñando y divagando por lo irracional; tratando de imaginar un rumbo distinto, sin un orden determinado por la sociedad y sus paradigmas. Al mismo tiempo, aplicar una alta dosis de aprendizaje, disciplina y perseverancia en nuestra vida; permanecer atento a la información, ser constante en el proceso creativo, descartar, probar, moldear, comprobar, volver a intentar y siempre, siempre seguir.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.