Ir al contenido principal

A mi padre

Describir la gran influencia y riqueza emocional que mi padre aportó a mi vida, es un ejercicio que puede quedarse corto al expresarlo en palabras. Él fue sin duda una guía para mi, un bondadoso regalo de Dios, cuya bendición fue permitirme vivir a su lado mis años de infancia.
Y, si bien, el camino señalado para todos es regresar un día, al lugar donde iniciamos nuestro viaje, y sentarnos cual chiquillos ante la presencia del creador y fuente de toda verdad. Lo cierto es que la voz y consejo de mi padre, siempre me han acompañado como una fuente de constante inspiración.
Para él, solo puedo tener agradecimientos, y confío que este sencillo, pero franco poema sepa ganarle una sonrisa, como aquellas que siempre se avienen a mi mente al llevarlo en mis pensamientos.

Gracias Hernán Camacho Molina. ¡Feliz día del padre!


HOMENAJE

Hombre grande de aspecto y corazón;
quien me enseñó lo más valioso.
A tu lado mi feliz niñez,
que el tiempo en su arrebato se ha llevado,
cual verdugo cuyo hierro hiere  sin piedad.

Ahora, que remolco conmigo mis
propios afanes y regocijos, cual carrito
de cuerda de mi infancia;
te entiendo más que nunca
aunque siento que siempre lo hice.

Cómo olvidar el gran obsequio que
me diste, la aquiescencia precisa
 de compartir tu vida a mi lado,
esa misma que se vive como llega.

Gratifica mi alma el haberte conocido,
pues cada frase tuya proyectó un camino
 que mis pasos recorrieron.

Y si bien, a veces, el destino aflige,
son estas tristeza que el viento lleva;
 pues para mi solo fuiste alegría.

Con tu apego y devoción de cada día,
mas que la mano que sostiene
la existencia frágil de un chiquillo,
en tú inmensa nobleza
me enseñaste como se vive la vida.

Describiste con cada gesto y palabra
el deleite que resulta la obra que Dios
ha legado en nuestras manos y
como aprender a disfrutarla.

Ver crecer los arboles,
atender el canto de los ruiseñores y
la sonrisa de los niños.
En medio de tardes de música,
ocurrencias y locuras.

Más que un padre,

un amigo… el mejor de todos.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.