Ir al contenido principal

Eres conciencia


A veces sentimos que nuestro contacto con las personas, entorno y eventos se ha vuelto tan superficial, que casi no lo percibimos y mucho menos lo disfrutamos. No nos dan felicidad, porque no sentimos que conectemos con nada. 
Sin embargo, podemos ser felices cuando comprendemos que todo sucede dentro de nosotros, Dios, el amor, la felicidad, el éxito son fuerzas latentes dentro de cada uno. Lo que somos y sentimos no depende de lo que pasa afuera, es una decisión interior libre y propia.
Eres viento, bosque, agua, animales; tus seres queridos. Ese Dios a quien crees encontrar en templos gentilmente ataviados eres tu mismo.
Eres la conciencia leyendo estas líneas. Cada pensamiento, emoción, deseo, sanación ocurre en tu interior. Con estas palabras comprenderás que también eres lo contrario: aquello que te agobia, rechazas y te molesta emana de ti mismo.
Las aves revoloteando en el cielo y hasta el sonido de los cláxones de los autos, están sucediendo en tu campo de conciencia. Sientes que no eres feliz, pero la felicidad está en ti. Tú eres esa felicidad, amor, esperanza; sueños y logros. Eres tu creador. Aunque sientas que tales eventos vienen a ti, en realidad provienen de ti. Del mismo modo el miedo, la confusión y el agobio no son cosas que te suceden, eres tú quien lo provoca. Si estás comprendiendo sabrás, entonces, que lo que llamas vida o muerte es producto de tu campo de conciencia. Así como decidiste nacer, también decidiste cuando partir. Eres un cielo inmutable tras una y otra tormenta, las emociones que sientes son esas tormentas. 
Toda sensación viene y va en tu conciencia, lo percibes con tu cuerpo físico, pero también ese cuerpo es reflejo de tu conciencia. Nada te sucede a ti, todo sucede dentro de ti. Mientras te mueves por el espacio y el tiempo como un alma libre y eterna. Simplemente, sé feliz.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.