Ir al contenido principal

El Prodigioso Cerebro Humano

Aproximadamente cien mil millones de neuronas, que podrían formar una carretera de mil kilómetros; contenidas en 1400 gramos de peso y cuyo requerimiento nutricional es del 25% de las calorías que consumimos a diario; para tolerar el consumo de energía requerida, que es similar a encender una bombilla de 25 vatios. La esperanza de vida de cada una de esas neuronas varia, por ejemplo, las del olfato alcanzan su madurez alrededor de los veinte días y mueren a los sesenta, cuando son reemplazadas por una nueva; sin embargo, esto no afecta la memoria de los olores. Al igual que los sabores, colores, formas, y olores, entre otros; los prejuicios se albergan en el cerebro, donde se activan  diversas zona de la corteza dependiendo de la ideología social, opiniones y política de cada quien.
El tipo de alimentación y hacer ejercicio es importante en el cuidado de esta vital maquinaria, y algunas clases de dieta lo protegerían de posibles daños, riesgo de enfermedades y trastornos.
El cerebro genera neuronas a lo largo de toda su vida, esto se conoce como neurogenesis, y se concentra principalmente, en el hipocampo, donde confluyen la memoria y el aprendizaje.
Para reconocer un rostro, tu cerebro se enfoca inicialmente en los ojos, pasando luego a la boca y finalizando en la nariz; pero seguramente te habrá pasado que recuerdas la cara de alguien, pero por más que hurgas en tu memoria no recuerdas el nombre. Esto se debe al trabajo de tres zonas cerebrales que identifican los objetos como familiares o desconocidos, al igual que reconocen lugares y espacios; si por alguna razón se rompe la comunicación entre este grupo de trabajo neuronal, difícilmente, recordaremos el objeto en su lugar (ejemplo la perdida de las llaves) o el orden temporal (Donde estaba la ultima vez).
Por eso si reconocemos a alguien en la calle, sin recordar su nombre, probablemente lo hemos visto en otro sitio y recordar cuál fue ese espacio, facilitara que el nombre salga a flote.
Estas son solo algunas de las maravillas de tu cerebro.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.