Ir al contenido principal

la capacidad de reconciliación


La capacidad para reconciliarse demuestra el talante de las personas, su inteligencia emocional y empatía. El resentimiento es clínicamente reconocido como una patología con diversos grados de agresión y violencia. Muchas personas buscan que simplemente se les reconozca el daño que sufrieron y responsabilizan a su entorno o a la sociedad por ello. Esperan siempre una restitución por el dolor sufrido, hasta convertirlo en un círculo vicioso. El resentimiento les da de alguna manera impunidad para comportarse a su antojo. Se convierten en víctimas perennes aun cuando su conducta genere más daño. La reconciliación a nivel familiar, social y político, es necesaria. Sin embargo, no es un mandato sino una decisión personal. Es la oportunidad de abrir la puerta a una nueva vida, impedir que el pasado se cierna como una sombra que controla todo. Es renunciar a la retaliación y sus consecuencias, al derecho subjetivo de tomar revancha, rompe la relación de poder del uno sobre el otro. De lo contrario el ofendido cargará consiente o inconscientemente un dolor que impide su avance. Desliga las ataduras del pasado, permite seguir adelante. Es un acto gratuito, algo que transmuda en el interior de la persona, liberando del odio, el rencor, el resentimiento y, cualquier ser humano está en condiciones de hacerlo. Tenemos la facultad de recordar el pasado mas no de cambiarlo, la reconciliación es esa herramienta para el individuo y la sociedad humana. 
La reconciliación es el camino para sanar emocionalmente, para madurar y seguir en busca de objetivos.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.