Ir al contenido principal

Coraje para vivir

¡Miedo vete tan lejos, que jamás recuerde que una vez fuiste parte de mi vida!
La vida no es una caja fuerte dentro de la cual puedes esconderte, ni el futuro  es un certificado de garantía. Duda de cualquier promesa que te “garantice” algo, porque la vida es un dulce manjar de incertidumbres; de ahí el ingente valor que debes dar a tu libre albedrío, el gran regalo que Dios te ha dado, la más valiosa herramienta de tu vida.
Perteneces a todo y eres parte de nada, porque tus miedos e inseguridades solo están ahí, para demostrarte cuan fuerte puedes llegar a ser, y la conciencia del peligro existe para volverte mas hábil.
La otra posibilidad, aquella que jamás me atrevería a recomendarte, es que te ocultes debajo de las sabanas, ensayando borrar un “monstro” que solo habita en tu cabeza, o al igual que el avestruz construyas un hoyo para ocultar un eco que solo escuchan tus oídos. ¡Despídete hoy de ese molesto miedo! Y ondea el estandarte del coraje para vivir.
Haz que tus temores te tornen intrépido, inteligente, seguro, y que la adrenalina que recorre tu cuerpo, sea el combustible que te empuja a nuevos logros.
La vida no es un proceso matemático, carece de exactitud o ecuaciones comprobables, es todo lo contrario, el deleite de lo impredecible.
Confía siempre en Dios, y sus consejos, pero jamás pretendas de él, que construya tu destino ni reproche tus tropiezos. Recuerda: Libre albedrío.
No des nada por sentado. Si tuvieras la garantía de cada minuto siguiente, la vida resultaría demasiado insípida. Es el reto, el desafío, lo que activa tu coraje para enfrentar esta aventura extrema que llamamos vida.
Ese libre albedrio que respiras como el más valioso obsequio de libertad que te fue otorgado; aquel que te impulsa a crecer, a ser distinto,  a acertar la gloria y la grandeza, a no conformarte con ser una ficha de un gigantesco ajedrez.
Por supuesto, que no hay nada seguro, ni siquiera conoces la fecha exacta de tu partida, y esta debe ser tu mayor motivación para llenarte del coraje de vivir. No esperes que nadie te de garantías de ninguna índole, tan solo ve y busca aquello que te garantice sentirte mejor y poder disfrutar de la belleza de un mundo en el cual has tenido el privilegio de nacer.
Dile adiós a tu mundo de garantías, a la eterna rutina a la que te has avocado; a ese punto de confort casi imperceptible. Si lo piensas, a veces parecieras estar viviendo por un plato de comida; sin darte la oportunidad de dar un vistazo fuera de la reja en la que tu mismo te has encerrado. ¡Vamos, despídete de las demás ovejas! o invita a aquellas que quieran aventurarse a nuevos parajes contigo, pero toma la decisión de ser libre ¡llénate de coraje por vivir!
La incertidumbre genera miedo, y un ser humano con miedo difícilmente podrá llegar a donde quiere, porque cada paso será como levantar un bloque de concreto del peso de un edificio.
En la vida no existen formulas precisas, no existen apuestas ni números, solo están tus propias decisiones, es el verdadero regalo que Dios te ha dado.
Deja de aferrarte a paradigmas y creencias, a temores y charadas, ¿la vida es incierta? Claro, que lo es ¿acaso eso debe generarte miedo? Por supuesto, que no. Puesto que la disposición que tengas, el coraje que te motive, te llevará a donde quieras. Solo debes mantenerte alerta, escuchar las voces y los ejemplos que Dios, te pone como ayuda.
No dejes que el tiempo te evapore, no estas aquí para desaparecer en el aire; la libertad es un premio desconocido, pero de seguro el mejor de los premios. Tan solo debes vivir atento y comprender lo que ocurre a tu alrededor.
Si tus convicciones y creencias están frenando tu avance y la armonía que buscas, ve desterrándolas de tu vida; deja que tu mente se torne inquieta, que la ansiedad de emprender nuevos caminos, active los latidos dentro de tu pecho. Vive dentro de una realidad en la que nada es fijo ni inamovible, déjate sorprender por la vida, atrévete a afrontar nuevos retos, maravíllate con el hecho de estar vivo.
¡Despídete de tu miedo! Cámbialo por coraje, adéntrate por senderos que jamás recorriste, y cada vez que el temor te detenga, busca en tu corazón la valentía para derrotarlo. Cada vez te harás más fuerte.
Abandona la playa de la inseguridad y el miedo, y construye un barco de coraje, en el cual recorrer el mar de nuevos logros. ¡Hoy es el día!

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.