Ir al contenido principal

También en la vida

También en la vida, el llanto, la tristeza, la soledad y el agobio son estaciones para alcanzar la meta del éxito, la prosperidad y felicidad. A lo largo de ese camino, encontramos un sinfín de personas, familia, afectos y amigos a quienes agradecer cada enseñanza que dejaron. No hay desilusión en dicho proceso; solo un profundo aprendizaje. Un gran libro del que resaltamos hojas con una pequeña muesca; esas a las que siempre retornamos para leer de nuevo, otras por su parte van mutando en un sutil olvido. Y para el final de nuestra vida, entenderemos que esas pocas líneas que destacamos, fueron la base de nuestra existencia. Padres, hijos, familiares, amores, sueños y amigos, algunos palpables, otros difusos como una fotografía vista a través del cristal de una botella. No obstante, lo importante es recordar que, aun así, todos ellos son las líneas del libro que escribimos y llamamos vida.
Gracias por las gracias que deba dar, y si alguna vez di, espero no recibir agradecimiento. Jamás hice para ser visto y cada paso que avance, lo hice en el convencimiento que así debía hacerlo. Los errores y aciertos de mi vida son demasiado subjetivos, si la medida es mi propio juicio.
Por otra parte debo sentirme agradecido puesto que Dios jamás me cobró una cuenta; por el contrario, me mostró cientos de puertas de las cuales en muchos casos fui esquivo. Hoy me siento libre, sin llevar a cuestas ningún tipo de grilletes, hoy, tengo conmigo más afectos de los que hubiera imaginado, más sueños y proyectos de los que nunca tuve; más razones que nunca para seguir avante, más tiempo para reflexionar y entender que no es el azar lo que impulsa mis pasos.
Hoy tengo una sonrisa gratuita, un sol que me ilumina, y reproches esquivos que no me alcanzan; tengo la soledad como amiga y la compañía como amante; al verbo como canción, y a Dios como el mejor aliado. Recorro un mundo de rencores olvidados, de matices multicolores, de derrotas evangelizadas en triunfos; de lágrimas atentas a cualquier despiste que una carcajada libere. Soy hombre y ángel, en una dualidad imperecedera, una voz que se escucha a si misma, un aprendizaje continuo. Soy todo lo que he querido y seguiré siendo lo que el premio de la libertad me  ha provisto.  

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.