Ir al contenido principal

El amarillismo social

El amarillo aporta felicidad, es un color que simboliza festividad y se asocia con el intelecto, el pensamiento y la capacidad de discernir, empero, el amarillismo es un asunto disímil. Un fenómeno que hoy, no solo es adjudicable a la prensa sino a la sociedad en general, en buena medida gracias al impulso de las redes sociales. Si bien los diferentes puntos de vista enriquecen la expresión cultural de toda comunidad; la tendencia de juzgarlo todo desde una óptica “morbosa” sin entender los antecedentes de las diversas particulares de la sociedad, más que aportar, menoscaba la habilidad de construir a partir del natural traspié al que toda relación social está expuesta. La tendencia de sobredimensionar la realidad por medio de textos e imágenes brutales; en la premisa de centrar la información en la agresión, el espectáculo grotesco y la tensión constante. Exaltando conductas morbosas y el impulso concadenado de convertir cualquier asunto en una cadena de odio visceral. El amarillismo convierte a las naciones en trastornados “Reality Shows” que son consumidos por la avidez de ciudadanos que, quieren sentirse protagonistas de aquella cruda realidad. Voceros y guías sin mayor fundamento que su propia creencia y prejuicios.

La actualidad de los medios de información, el asesinato, el abuso de autoridad, la inseguridad extrema, tiene tanto de forma como de fondo el interés particular de desestabilizar al televidente, al lector, al radioescucha. Generar en este un falso impulso “renovador”, convertirlo en aliado maquinal de exóticos intereses. Herir la sensibilidad y obviar los detalles profundos de una verdadera reflexión.
Resulta tortuoso limitar y contener a un público habituado a la asimilación de esta torcida perspectiva, un consumidor ingenuo, ajeno a la realidad circundante y, persuadido entre monitores de 19, 24, 32 o 48 pulgadas. Ese mismo que a pesar de haber sido asaltado tres o cuatro veces en el último año, sigue creyendo que su gran enemigo, es un alzado en armas que nunca ha visto; aquel que vendiendo confites en la esquina de un semáforo, confía que el mismo “caudillo” que lo dejó sin salud, pensión o empleo le de la mano algún día; ese que a pesar de las masacres con motosierras “entiende” que es mejor culpar a otro que señalar a quien realmente lo hizo; al fin de cuentas el segundo es menos peligroso que el primero. Si, el amarillismo es una forma de una vida que sirve para todos, al menos para desahogarse hablando sobre asuntos ignotos y haciendo el papel de mecenas de quienes desinforman para salvaguardar cada día sus propios intereses.


Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.