Ir al contenido principal

Violencia Psicológica en la Pareja

Algunos comportamientos impulsivos, al interior de la relación de pareja; en la mayoría de los casos no son interpretados por los miembros de la misma como agresiones. De forma absurda, algunas personas llegan a considerar, incluso, que se trata de ofensas menores con el interés de ayudar a la pareja o hacerla reaccionar ante una situación errada.
El ser humano, a través de las experiencias de pareja va experimentando y modelando formas de amar, acordes a sus necesidades y forma de percibir el mundo; es decir mientras el individuo va madurando y viviendo sus respectivas etapas, también la forma de amar se transforma, desde los arrebatos adolescentes hasta sentimientos pausados, menos emotivos, y más independientes. Sin embargo, en algunas relaciones es inevitable encontrar cierta carga de hostilidad en nombre del amor; esto como un reflejo, de la forma como los padres educan a sus hijos, con necesarias reprimendas, regaños, castigos en pro de la formación. No obstante, cuando estas conductas se desbocan; aparecen los insultos, ofensas, agresiones, exigencias desmedidas, reproches.  Y la ambivalencia entre el amor y el odio, termina por inclinar la balanza a favor del segundo.
El inconveniente parte, de las señales mal interpretadas por los miembros de la pareja; los celos, las conductas controladoras, llamadas constantes, falta de espacio, exigencias sexuales, cuestionamientos, chantaje emocional y expresiones humillantes; llegan a considerarse parte del amor y de la forma de dar afecto.
 En muchas culturas se reconoce la violencia física o sexual como tal, pero se excluye la psicológica, la cual puede llegar a ser más sutil y difícil de detectar: palabras hirientes, mentiras, gritos, insultos, burlas, sarcasmo, desvalorizar a la otra persona, deteriorar su propio valor o desconocer su aporte en la relación.
Este tipo de maltrato, afecta en forma directa la autoestima y el desarrollo emocional; lo cual es perjudicial en cualquier etapa de la vida. Generando desconfianza y rechazo, que se continúa alimentando en el día a día de la relación hasta destruirla por completo y en el peor de los escenarios, llegando hasta la violencia física.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

La pasión por el conocimiento y el aprendizaje continúo

Adquirir nuevas destrezas y ampliar nuestros conocimientos, debe ser una  tendencia continua, valorada y motivada todo el tiempo. Aprender es hacerse fuerte, favorecerse a si mismo, ampliar los horizontes, y tomar la llave de las oportunidades. Por tanto, debemos automotivarnos en el conocimiento y al mismo tiempo motivar a otros. Cuando una persona tiene contacto con nuevos procesos, aplicaciones, materias y formas de hacer las cosas; su interés por aprender se fortalece, es un ejercicio que se torna en el más saludable de los hábitos. Sentir pasión por el conocimiento es una virtud que nos hace crecer como personas; tornándonos motivados, persistentes, desafiantes y positivos. Nos conduce a entender el aprendizaje como una útil herramienta para la resolución de conflictos. Sin duda, los beneficios se hacen evidentes cada vez que aprendemos algo nuevo, ya sea social, laboral o académicamente. El mundo es una amalgama de experiencias y para tomar el camino de estas, es conveniente habers…