Ir al contenido principal

Elevemos la voz por el respeto y la libertad

Elevemos la voz contra el sistema alienante. Comprometidos, resistamos lo inaceptable de sus políticas. Instituyamos una resistencia pacífica desde el intelecto y las ideas, contra gobiernos corruptos y medrosos, incapaces de instaurar una sociedad pluricultural y fraterna. Porque es nuestro derecho ser impertinentes, irreverentes y, ante todo, libres.
El valor de la identidad propia es hoy más necesario que nunca. Enalteciendo el estandarte de una sociedad real de la cual sentirnos orgullosos, y no una sociedad de papel, abusos y suspicacias. No esta sociedad carente de verdadera seguridad social, inequitativa, desamparada y a la deriva; incapaz de garantizar a todos iguales derechos de subsistencia. Ese monstruo que arrebata la dignidad, mientras enriquece sus industrias. Elevemos la voz por un sistema donde prime el bienestar general sobre el interés particular. Donde exista la justa distribución de las riquezas derivadas de la producción, más allá del poder del capital. Una sociedad independiente, en relación con el estado, la prensa, el poder económico, las normas y dogmas impuestos. Superando la insolencia y egoísmo de los bancos, industria y altas esferas del estado que consideran al pueblo su siervo incondicional. Nunca antes había sido tan relevante que la brecha entre ricos y pobres, se reduzca a su mínima expresión. Hay motivos para elevar la voz, ese valor preciado que glorifica a la sociedad humana ante la infamia de quienes solo militan en favor propio. Es deber de todos y cada uno defender lo que hoy solo se exhibe en la declaración universal de los derechos. Salvaguardarlo de aquellas pequeñas alimañas que detentan el poder. Comprender que la sociedad es interdepediente. Entender que incluso en este mundo de abusos y atrocidades existe aún la posibilidad de ser mejores. Miren a su alrededor y acierten las múltiples razones para elevar la voz. Sepan que todo es posible desde la reconciliación con sus semejantes. Estamos ante un fracaso del sistema que no debemos seguir perpetuando. Convirtiendo a nuestros jóvenes en un producto de masas, en el desprecio a las diferencias, al menos favorecido. En una competencia salvaje que debemos resistir. Pero hay esperanza, el camino debe reunirnos en un claro del bosque de los acuerdos, la confianza, las negociaciones; de la paz como bien absoluto. Elevemos la voz sin acrecentar odios, en un grito pacifico, libre de confrontaciones ideológicas y totalitarismos; acudiendo a la capacidad de la comprensión y la empatía. 

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.