Ir al contenido principal

Sobre la eternidad

Sin embargo, como Deísta, no dejaré de reconocer la valía de la religión cuya influencia me impulso a la búsqueda de verdades que ya mi alma conocía, adpero, le habían sido veladas. Luego, el árbol de la religión se hizo pequeño, escaso en frutos; ya no hubo mayores respuestas en él, y un horizonte vasto señalaba el camino promisorio de esas verdades que, por acción del miedo permanecían ocultas. La poderosa energía de mi espíritu emergió y su acción sobre mi vida material fue un camino de fluida comunicación. De senderos hasta entonces secretos, sutiles…ahora visibles y palpables. Era un sentimiento que anunciaba mi existencia perenne más allá de los condicionamientos del pensamiento consciente, más allá de la vida. La trama antes misteriosa se revelaba como la realidad absoluta. El conocimiento efímero de mi propia existencia alcanzaba una amplitud de claridad que, emergía en el tiempo sin tiempo; donde todo nace, se transforma y trasciende a la vez. El espíritu se expresó libremente, me invitó a su morada, al solaz de la dinámica y maravillosa casa donde habita todo lo eterno. La infinitesimal parte de materia frágil y temerosa, ascendió a las glorias del conocimiento espiritual, por sobre el tiempo, por sobre sus banales esfuerzos y codicias. Comprendió que existía por gracia de un ser supremo que le habitaba, y se tornó a si misma humilde y serena. En todo caso mucho más ligera de tormentos, imbuida del señorío espiritual. Lejos quedaron las débiles ondas de agonía que atravesaban las rendijas de lo que llamamos mundo, aquel sistema erigido para confundir y turbar. Ora la política, ora la religión, ora la economía, ora la sociedad eran solo intentos homéricos de la carne por influir en aquello que le prevalece en supremacía inimaginable. Fue la fructificación de encontrar la irrefutable inmortalidad que reside en lo profundo, la inexistencia de la llamada “muerte”; y entender que la tierra no es otra cosa que el útero que preñamos de nuestra esencia, para cubrirnos de estos vestidos materiales que llamamos cuerpos. Así, el dolor se hizo efímero a la par de los sueños de riquezas fatuas. Porque una vez que el alma consiguió ser escuchada, perfectamente definida, destinada a su grandiosa existencia; el tiempo y la historia se fundieron en un discreto quantum dando paso a la hermosísima eternidad.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.