Ir al contenido principal

El fanático

Estamos rodeados de fanáticos de todo tipo: religiosos, políticos, de algún deporte, ideología, sistema económico, cultural, y hasta del entretenimiento. La mayoría de personas padecen algún fanatismo crónico, apasionado y pertinaz en sus creencias. Algunos de ellos llegan al punto de cometer atrocidades. Estos sistemas de creencias enfermizos conducen a la intolerancia y el rechazo hacia quienes lucen o piensan distinto. Los fanáticos tienen una concepción torcida de los valores, son como animales de optimizadas granjas edificadas por la política, la economía, la religión y los medios de comunicación. La manipulación ideológica aparece desde que somos niños, imposiciones de creencias que se transmiten de generación en generación. Las personas no necesitan estamentos políticos, religiosos ni económicos para ser buenos ciudadanos, pero sí: valores, entereza, respeto por la vida; por las diferencias, sentido común, liderazgo. El fanatismo está colmado de falsedades ideológicas, y de tales creencias sin fundamento puede derivar cualquier cosa. El fanático adhiere a una causa con apasionamiento, desligándose de la razón. Sus opiniones difícilmente pueden ser cuestionadas, dado que las creencias arraigadas de esa persona no lo permiten. El fanático es alguien atrapado en la ansiedad de estar seguro de algo de lo cual se siente inseguro. Quizá por un intento de escapar de la soledad, o por el deseo de establecer vínculos con otras personas que piensan igual. El fanático teme a la libertad, por eso se aleja de la verdad y el conocimiento, instituyendo un sistema de creencias que lo domine en su propio mundo. El fanatismo trae consigo resultados devastadores no solo para el fanático sino para comunidades enteras. Provocando abusos, conflictos, guerras y desastres. No existen verdades incuestionables, ni dogmas irrebatibles. Ninguna creencia debe ser impuesta ni forzada, la diversidad de pensamiento es una característica humana. El fanatismo solo trae mayor fanatismo y conductas erráticas. Cada individuo debe propender por un sistema de creencias propio, distanciándose de los estándares, concibiendo nuevos paradigmas y tomando el camino contrario al de la “mayoría” Tal libertad de pensamiento es un derecho inalienable. Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

La pasión por el conocimiento y el aprendizaje continúo

Adquirir nuevas destrezas y ampliar nuestros conocimientos, debe ser una  tendencia continua, valorada y motivada todo el tiempo. Aprender es hacerse fuerte, favorecerse a si mismo, ampliar los horizontes, y tomar la llave de las oportunidades. Por tanto, debemos automotivarnos en el conocimiento y al mismo tiempo motivar a otros. Cuando una persona tiene contacto con nuevos procesos, aplicaciones, materias y formas de hacer las cosas; su interés por aprender se fortalece, es un ejercicio que se torna en el más saludable de los hábitos. Sentir pasión por el conocimiento es una virtud que nos hace crecer como personas; tornándonos motivados, persistentes, desafiantes y positivos. Nos conduce a entender el aprendizaje como una útil herramienta para la resolución de conflictos. Sin duda, los beneficios se hacen evidentes cada vez que aprendemos algo nuevo, ya sea social, laboral o académicamente. El mundo es una amalgama de experiencias y para tomar el camino de estas, es conveniente habers…