Ir al contenido principal

Romper el Molde, Salir del Pasado y Vivir


Si hay una característica que define la vida es que constantemente avanzamos, es imposible detenerse siempre vamos a algún lado. Incluso la muerte, al igual que el nacer es de algún modo llegar a otro lugar. En ese avance vivimos experiencias, algunas se presentan novedosas y agradables, otras no tanto. Y en algunos casos, lo que hemos vivido debe quedar en el pasado. Esa es la consecuencia del movimiento constante.
El vivir implica generar apegos: por las personas, los lugares, las experiencias vividas, los buenos momentos. Pero como en cualquier viaje, no todos nos dirigimos hacia el mismo destino; algunos descenderán antes, otros ya habían establecido otra ruta, incluso algunos no llegaran a donde planearon. Por supuesto, sentiremos nostalgia al saber que nuestro viaje continúa y esas amistades, afectos y camaraderías no nos seguirán acompañando. Entonces aparecerán otros y nos sentiremos contentos, pero en este viaje todo es incierto y tampoco sabemos si ellos seguirán con nosotros.
Bien, esto ocurre para dejarnos una enseñanza, y es que bajo cualquier circunstancia debemos continuar nuestro camino, seguir avanzando. Y esas personas que van yendo y viniendo, viviendo y muriendo, estando y partiendo; aparecieron ahí para dejarnos una enseñanza. Porque su presencia física se irá diluyendo con todo el pesar que esto genere, empero, su afecto, comprensión, solidaridad y cariño; seguirán como un legado que nos entregan.
Puede sonar crudo, pero es demasiado simple aunque no lo parezca: la añoranza no revive a las personas, no paga tiquetes de avión, no reactiva sentimientos, ni deshace errores. Tampoco la maquina del tiempo será inventada, por eso la mayor necedad de una persona es seguir atascada en el pasado; añorando lo que un día pareció ser  maravilloso, gratificante y pleno. Por tanto, el único camino que queda es valorar el recuerdo y la enseñanza recibida.
De cuando en cuando se puede dar una ojeada al pasado, para mirarlo con los ojos que corresponde; como aquel archivo de memorias en las cuales encontrar algún recuerdo, que pueda resultar útil y aplicable a lo que vivimos en este momento llamado presente. El cual a su vez es tan efímero, que cuando tecleo para decirte esto, ya se ha convertido en pasado. Recuérdalo estamos en movimiento constante.
Vive de la satisfacción de lo que hiciste, no te apalees por los desaciertos; mira a tu alrededor  ¿Te sientes solo? Descuida, ya vendrá alguien para hacerte compañía. Sigue siempre tu camino, no hagas estaciones de las que no te sientes seguro, ni desciendas para establecerte por simple nostalgia o capricho. No olvides que es tu vida lo que está en juego.
No te encadenes a nada, no cargues grilletes por gusto; ni te aferres a la banca cuando incluso el piloto ha descendido. No compares lo que fue tu vida, porque es un recuerdo vago e impreciso que jamás podrás alcanzar. Afronta y disfruta lo que la vida te plantea, y encuentra en ello lo gratificante; toma todo lo que puedas. Entiende que en breve también será pasado, tan solo maravillosos recuerdos. Agradece a Dios, o en quien tú creas, el haberte permitido vivirlo, y enfila tus pasos hacia el único que lugar que puedes ir: hacia adelante. Recuerda la vida es un avanzar constante.
No evoques con nostalgia el pasado. Si, pudo ser maravilloso. Pero jamás podrás vivir lo mismo dos veces, este es el premio de la exclusividad llamada vida. Las emociones y sentimientos se hacen nuevos cada instante, cada vez que tomas un nuevo respiro eres otro, alguien que incluso se va dejando a si mismo.   
No cargues tantas piedras, mucho menos tan pesadas; a donde te diriges  no vas a necesitarlas. No te hagas daño con recuerdos, puedes tomar un reloj y devolver sus manecillas, pero el tiempo seguirá siendo exactamente el mismo. No lo olvides solo puedes ir hacia adelante.
No sientas culpa por lo que pudo haber sido, deja el recuerdo y la culpa en el mismo sitio. Acepta que la vida te plantea retos y constantes decisiones, que se trata de ti siempre andando.
Acepta tu realidad tal como sobrevenga, haciendo lo posible por mejorarla; no juzgues la vida en términos de justicia, la realidad es tan justa como tú mismo la concibas, como procures hacerla para tu propio caso.
Acepta la vida como un viaje constante, con sus altas y bajas; comprende que todo el tiempo estás aprendiendo. Asume siempre una actitud proactiva, mira el pasado solo como un archivo informático; habitúate  a los cambios. Ten confianza en el futuro, olvidándote de lo que te aqueja, te molesta o te inhibe. Recuerda, en un premio estar vivo y poder seguir avanzando.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.