Ir al contenido principal

Juegos de guerra

¿Cómo puede un conflicto extenderse por décadas si los actores dentro de el, no se han beneficiado al menos eventualmente? el siniestro rostro de la guerra escapa al entendimiento del elector común, del ciudadano de bien, de aquel que jamás portará un arma ¿pero la visión es igual, para aquel que piensa y actúa diferente? El poder es una necesidad innata del ser humano, todos tenemos ansias de poder en diferente medida; pero no todos alcanzamos nuestros objetivos de la misma forma, habrá quien este dispuesto a trabajar treinta años en una fabrica para conseguir los beneficios de una vida cómoda, pero también quien no estará dispuesto a tal sacrificio. La sed de poder tiene la facultad de crecer como la sed de dinero, de forma exponencial; así a mayor cantidad de poder mayor ambición de el.
Cuando en un conflicto como en un juego se mueven las fichas, siempre habrá una reacción en el juego que beneficiara a alguna de las partes, pero igual que en un juego el resultado solo es medible desde nuestra propia óptica, sin embargo la movida estratégica en ocasiones termina beneficiando a un tercero contra el cual el ataque no estaba enfocado.
Si en una guerra participan dos o diez actores, lo cierto es que en algún momento todos lograran un resultado positivo, sea este buscado o accidental, y tal vez sin pretenderlo estas fuerzas opuestas terminan por convertirse en aliadas, que si bien quieren golpear con fuerza a su rival, de fondo no desean que este sea vencido de raíz, pues el juego del poder junto con los beneficios que este trae irremediablemente se derrumbaría como un castillo de naipes.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.