Ir al contenido principal

El efecto de la guerra en los niños

Acontecimientos traumáticos como la muerte de el padre, la madre, un familiar o amigo, o las heridas físicas que se les infringe, así como la incursión violenta por parte de los agentes armados del conflicto, pandillas, delincuencia común y los altos índices de pobreza, condiciones de vida humillantes, exclusión social, inclusión en bandas delictivas, detenciones arbitrarias de padres y familiares, causan en los niños daños irreparables, desconfianza, inseguridad, baja autoestima, como también aceptación de la violencia como método de solución para la resolución de problemas, ensombreciendo cada vez mas su confianza en un mejor futuro.
Muchos niños, no tienen acceso a la educación, a la salud, ni participan de actividades sociales o recreativas, no pueden salir de sus casas por los altos niveles de violencia en sus sitios de vivienda, o entran a formar parte de bandas delincuenciales, pierden a sus padres, familiares, vecinos o amigos de forma violenta y sufren la presión de los grupos armados.
La presión psicológica de estos niños aumenta cada día, provocando un cambio sustancial de sus vidas y comportamiento, confinados social, económica y políticamente bajo la excusa de la búsqueda de soluciones estatales a conflictos de mayor relevancia. Estos niños son sometidos a presiones emocionales constantes que distorsionan su percepción del mundo y la realidad que los rodean, dan por sentada la cultura de la violencia y deben asumir que sus perdidas son un componente natural de la vida en sociedad.
En la actualidad millones de niños no conocen la paz y la normalidad, pero saben distinguir perfectamente el sonido de un disparo, identificar un arma, un asalto o una violación; muchos de estos niños padecen trastornos en su comunicación social, conductas ensimismadas, problemas del lenguaje, trastornos del sueño, ataques de pánico, nerviosismo, angustia, conductas violentas y otras alteraciones de personalidad.
Si para esta futura generación, no existe la oportunidad de crecer en una atmosfera de confianza, tolerancia, dialogo y verdadera justicia, La estabilidad en nuestra región será inalcanzable.

Quienes apoyan la guerra, no visualizan el altísimo costo que ella genera.

Germán Camacho López

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Ser Humano Instintivo

El comportamiento humano, es el resultado de la forma como este reacciona en su proceso de adaptación, dentro del entorno que lo rodea por condiciones genéticas, ambientales y de grupo. Al nacer, el ser humano, trae consigo predisposiciones instintivas, que lo llevan a actuar de una forma determinada frente a un estimulo. Las cuales no requieren de una preparación previa, y generalmente están relacionadas con la satisfacción de un deseo. Sin embargo, en su proceso de integración dentro de una comunidad, el hombre debecontraer esas tendencias naturales, a través de complejos procesos de aprendizaje y adaptación. Las conductas instintivas son innatas, en su gran mayoría invariables, responden a estímulos internos o externos y tienen por lo general un sentido de supervivencia. En la especie animal dichos comportamientos, se desarrollan sin el progreso alterno de una conciencia; Sin embargo, la conducta humana y su complejísima capacidad de raciocinio, ha moldeado el instinto hacia patrones …

Las Afirmaciones Racionales

La forma en que “vivimos” los acontecimientos cotidianos. Envía a nuestro cerebro una descarga emocional que genera una determinada respuesta. Sin embargo, buena parte de nuestras reacciones, emociones y conductas; están influenciadas por creencias, enraizadas en lo profundo del pensamiento. Y desde ese “supuesto” acerca del funcionamiento de las cosas, parten las afirmaciones racionales o irracionales. Las primeras traen un estimulo positivo para el crecimiento y el desarrollo de la madurez: “me gustaría que…” “preferiría que…” “quisiera que…”. Las segundas absolutizan y se rigen por creencias inamovibles: “debería…” “tendría que…” Cuando por alguna razón no se logra cumplir los objetivos. Las emociones liberadas tienen un porqué constructivo. Básicamente, instruir a la persona en la consecución de metas; en la superación de obstáculos, y en la adaptación de escenarios inesperados. Cuando no hay una adecuada salud psicológica, el individuo no logra afrontar la inquietud, el desasosiego…

La oveja y la granja

Estando cierto día en la granja unas ovejas, una de ellas se sale del encierro y al intentar entrar de nuevo; se encontró con que la puerta había cerrado quedando ella afuera y su comida dentro. Intentó una y otra vez sin poder lograrlo ante la burla de las otras; así que decidió darse vuelta y al hacerlo, pudo ver en frente suyo la libertad y un bosque lleno de alimento.
Muchas veces la falsa seguridad, nos ciega ante oportunidades evidentes.